línea de apoyo bilingüe de 24 horas: 651.772.1611

La evidencia sugiere que lo que motiva a la mujer centroamericana a emigrar y lo que sufre durante el proceso migratorio, con frecuencia está vinculado a la violencia. No obstante a esto, una vez llegadas a los EE.UU., la situación que experimentan no es siempre una de apoyo a sus derechos, a la recuperación que tanto necesitan, a su seguridad o sanación. De hecho, las mujeres centroamericanas y sus hijos/as que son arrestados/as y detenidos/as en centros de detención de los Estados Unidos, con frecuencia vienen huyendo de situaciones de violencia doméstica y/o sexual y de las tasas más altas de femicidio en todo el mundo. Muchas mujeres se presentan a la frontera entre EE.UU. y México en búsqueda de seguridad para sí mismas y sus hijos/as, no obstante saber que podrían detenerlas y tal vez separarlas de sus hijos/as.1 Aquellas que viajan solas o han sido separadas de sus hijos/as, pueden ser mantenidas bajo detención de forma indefinida, mientras transcurre su proceso de solicitud de asilo. Aunque cualquier período de tiempo en detención, no importa lo pequeño que sea, se puede considerar como dañino; mientras más tiempo permanecen detenidas las mujeres, mayor se vuelve el riesgo de que ellas y sus hijos/as vuelvan a ser traumatizadas/os.

Lee el reporte completo: http://nationallatinonetwork.org/images/Family_Detention_Report_copy_ESP.pdf  

0 comments

Leave a Comment

fotografía © douglas beasley | hecho con un copiloto