línea de apoyo bilingüe de 24 horas: 651.772.1611

“Mi rol como intercesora es ayudar a la persona a identificar opciones y asegurarme de que l@s participantes conozcan sus derechos para que tengan  los elementos necesarios que les permitan tomar las mejores decisiones para sí y sus familias
(dicho por una intercesora de Casa de Esperanza que trabaja con las familias)

  • Tod@s los años nuestr@s intercesores/as de familia trabajan de manera holística con más de 600 personas y sus hij@s. Nuestr@s intercesores/as son entrenad@s para ayudar a l@s participantes a acceder a beneficios públicos, hallar soluciones de inmigración, proveer apoyo con asuntos relacionados con la corte, navegar los sistemas del orden público, encontrar vivienda temporal, proveer apoyo emocional, etc.
  • L@s intercesores/as de familia trabajan con participantes en El Refugio (el refugio de nuestra organización), en el Centro de Servicios del Condado Hennepin contra el Abuso Doméstico, en la Unidad contra la Violencia Intrafamiliar del Departamento de Policía de Minneapolis y en el Centro de Protección de la Periferia del Centro de la Ciudad. También trabajamos con participantes que se están quedando en otros refugios y con latin@s que deciden quedarse en sus hogares.
  • Todos los años nuestra línea de ayuda para situaciones de violencia doméstica recibe más de 1500 llamadas de personas que están buscando conseguir seguridad, información y apoyo. Nuestra línea de ayuda, confidencial, bilingüe, de servicio las 24 horas es la única de su tipo en Minnesota.
  • Más de un 90% de las personas latinas que trabajan con nuestr@s intercesores/as han desarrollado planes de seguridad, han accedido a servicios culturalmente relevantes y han incrementado sus redes de apoyo social.

¿Por qué nuestro trabajo es único?

Interceder específicamente para personas de la cultura latina requiere más que ser bilingüe. Requiere ser capaces de ver la realidad de la persona en su totalidad, su cultura, sus valores, sus creencias, sus familias y apoyar sus decisiones. L@s intercesores/as de nuestra organización, quienes son sumamente capacitad@s, bilingües y biculturales, acompañan a lo largo del viaje de recuperación a individuos y sus familias, siguiendo su liderazgo y apoyando las metas que se trazan y las opciones que eligen. A fin de cuentas, es la persona misma quien es experta sobre su propia vida y travesía.

Lo más importante es que escuchamos. Nos reunimos con la persona allí donde se siente cómoda y vamos a su ritmo, ayudándola a identificar qué quiere y cómo puede conseguirlo. Al seguir un enfoque que entiende a las personas en su totalidad se nos hace posible identificar y avanzar sistemas existentes no oficiales para crear redes de apoyo que duren hasta después de nuestro trabajo con participantes.

Puede encontrar aquí más información sobre nuestra intercesoría latina.

fotografía © douglas beasley | hecho con un copiloto